¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE LAS EMPRESAS PRACTIQUEN EL CONTROL DE CALIDAD?

El control de calidad es un proceso continuo que toca todo, desde la compra de insumos hasta la fabricación y la distribución del producto final.

 

Cuando los clientes sienten que pueden contar con la calidad constante de sus productos, es más probable que repitan la experiencia de compra. La calidad constante requiere mucho trabajo, atención al detalle y sistemas para monitorear y evaluar si sus productos cumplen con los estándares que usted ha establecido. También reducen los costos desperdiciados y reducen la probabilidad de reclamos de responsabilidad y demandas.

Reduce la variabilidad de los materiales

Aunque puede comprar sus materiales de las mismas fuentes, no siempre serán los mismos. La variabilidad es parte de la naturaleza, y no es posible hacer algo exactamente igual cada vez. Las máquinas se desgastan y necesitan ser calibradas. Los materiales orgánicos, como las verduras y los productos lácteos, varían debido a la composición genética; muchos materiales se comportan de manera diferente en diferentes temperaturas y condiciones climáticas. Incluso si no puede asegurarse de que los materiales que utiliza sean absolutamente consistentes, puede reconocer inconsistencias y desarrollar sistemas para compensarlas. Cuando es imposible compensar, los procesos de control de calidad guían a su empresa a seleccionar artículos inadecuados para que no lleguen a las manos de sus clientes.

Aumentar la satisfacción del cliente

El control de calidad es un elemento vital para producir productos de alta calidad que cumplan con las expectativas del cliente. Cuando sus productos hacen lo que se supone que deben hacer, prueben de la manera que se supone que deben probar y se comporten de la misma manera con el tiempo, ganará negocios repetidos. Esta lealtad del cliente ahorra dinero en marketing y publicidad al proporcionar un flujo constante de ingresos y ganar referencias, lo que no cuesta nada y puede ser particularmente efectivo para atraer nuevos clientes.

Evitar responsabilidad legal

Los procesos de control de calidad ayudan a su empresa a evitar situaciones que causen daños a los clientes y generen costosas demandas y demandas por responsabilidad civil. Si su empresa fabrica maquinaria, los estándares de control de calidad reducen los errores e inconsistencias que podrían hacer que estas máquinas no sean seguras. Si fabrica un producto alimenticio, sus procesos de control de calidad controlan la temperatura y los cuerpos extraños para disminuir la probabilidad de enfermar a alguien. Garantizar la seguridad del cliente ahorra dinero a su empresa y evita daños a su reputación. También es simplemente lo correcto.

Reduzca el desperdicio y reduzca los costos

El desperdicio es costoso y es más probable que ocurra cuando no se toman medidas de control de calidad. Si no presta atención a los detalles o implementa procesos para reducir la variabilidad, tendrá que tirar más inventario terminado, lo que le costará el precio de la mano de obra y los materiales que se utilizaron para producirlo. Preste atención a los procesos en todos los niveles para que pueda identificar los materiales defectuosos antes de combinarlos con otros útiles; Esto le ahorra el tiempo y el esfuerzo de dar marcha atrás y gastar su tiempo y dinero en un control de daños frustrante.

Referencias

• ASQ: ¿Qué son la garantía de calidad y el control de calidad?

• Guía de gestión empresarial: ¿Qué es la gestión del control de calidad en las empresas?

¿Te pareció interesante? – Compártelo en redes sociales

¿Deseas participar en nuestras ediciones?
Comunícate al  01 593 6512 | 981 235 048

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *